.comment-link {margin-left:.6em;}

Wednesday, November 07, 2007

 

Amália Rodrigues fue en Portugal...

Una "gran señora" para todo. Y con una voz inigualable para llorar la vida en sus fados y canciones.
Esta mañana "estaba yo a oirla" y me dije, digo: -- Pues claro, coño, si esto mismo que a Amália le deprimía es lo que a mí desde chiquinino ya me producía hasta ganas de "ensuciar".

(Procurando escribir con su fonética, para mantener la rima):
"Todo o que fasso o non fasso-- ya otros fisseron así. De ahí este mi cansansso: de saber que lo que fasso, no es feito sólo por mí".

Pero Amália era una mujer invulgar. (Ni siquiera aceptó casarse con nadie).

Las ovejas son distintas: Vamos de puente: (Todos). Un palito de 1,50 para ir de paseo: (Todos). Chandal estilo Alcorcón-Móstoles-Leganés: (Todos). El pelo colorao y cortísimo cortísimo cuando pasan de los 50: (Todas). Emporrarse, empastillarse y alcoholizarse en los días y lugares señalados para ello: (Todos, todas y ¡hasta la madre q.l.p.!). Béeeeee..... béeeeeeeee.... béeeeee....
Al rebaño le ocurre lo contrario que a Amália: su tranquilidad y seguridad reside precisamente en berrear juntos y todos con el hocico bien pegao al culo del de delante.
Y si el carnero padre se mete con el campanillo en una olla del rio, pues a t.p.c. todo el rebaño, pero tós morirán mú tranquilos.

Creo que el estudio del gregarismo en las distintas comunidades humanas sí daría claves de mucho interés para entenderlas. Porque el nivel de independencia vs. gregarismo sí que varía mucho de unas a otras y las marca, para bien o para mal.
Los portugueses, pobrecitos, van balando hasta a cagar.
Los de San Vicente de Alcántara, cuando vienen a Valencia, rarísimo es ver a uno. Lo mínimo son dos; y los otros que faltan hasta la media docena están juntos en el comercio de al lado.
Los "madrileñines" que vienen por aquí en los puentes suelen circular en carvanas de cuatro coches o cinco. Y si no caben todos en la misma casa rural, por lo menos las cogen agrupadas a no más de tiro de piedra unas de otras.
Los "getafeños": ¡Ala!, dieciocho mil trillones de viviendas unifamiliares. Todas igualitas, para que no haya envidias. Sólo los distingue el número que cada uno lleva impreso en tinta negra sobre el costillar derecho. ¡Ah!, y el nombre de la calle: sí, porque unos viven en la calle Mortadelo y otros en la calle Filemón. ¡¡ Beéeeeeeee..... !!, ¡¡ béeeeeeeeeee !......

Os costará creerlo, pero está documentado en actas: en la Cooperativa de 30 viviendas en que vivo, una vez recibidas hubo algún adjudicatario que comenzó por cambiar la pila del fregadero que era de loza por otra de acero. Bueno, pues fue motivo de agrio debate en asamblea el dilucidar si en una cooperativa se podían permitir o no esas libertades. El secretario recogió en acta la proclama de uno de los socios emperrado en que, aunque no lo dijeran los estatutos, si se está en una cooperativa es para ser todos iguales. ¡¡Béeeeeee!....

Hay que comprenderles, les tranquiliza muchísimo eso de ser todos iguales y viajar en el mismo autobús del INSERSO, porque si se despeña, bueno, por lo menos habremos sido todos. Y la culpa, sólo será del carnero del campanillo.

"Todo o que fasso o no fasso, ya otros fisseron así".

¡A saber a qué partido votarán!
¿O se sabe?.
Sólo de pensar en ellos, lo que digo: me entran ganas de ensuciar.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?