.comment-link {margin-left:.6em;}

Saturday, December 09, 2006

 

¿Guerra civil en occidente?

Leía hoy el prólogo de Álvaro Vargas-Llosa a un recién aparecido libro. El autor, --del prólogo digo--, describe la presente situación de la sociedad occidental como una guerra civil, planteada por los que odian la Libertad y tratan de erradicarla del mundo, contra los que la aman y la promueven.
Estoy muy de acuerdo en que se están dando esas dos posturas, y en que están fuertemente encontradas. Ahora bien, sin intentar definir los rasgos de un enfrentamiento para que pueda ser llamado guerra, a mi me parece que “grosso modo” todos concordaremos en que en las guerras hay batallas; y entre esas batallas, parece que lo habitual es que, incluso el que va a acabar siendo perdedor, gane algunas. ¿Es ese el caso en la “guerra” que describe el Sr. Vargas-Llosa?. Pues si lo es, por favor, háganmelo ver. Porque lo que yo únicamente veo es un “bando”, --o una banda, que no sé muy bien distinguir--, compuesta por millones de personas incondicionalmente adheridas, (sí, lo que hace algunas décadas llamaban por estos lares adhesión inquebrantable), a las pautas de “pensamiento” que unos cuantos les marcan como políticamente correctas. Para ello cuentan con un apabullante poder mediático, y con el 99 % del adoctrinamiento que se realiza desde las escuelas, (primarias, secundarias, etc). En ese poderosísimo conglomerado están las causas de la adhesión inquebrantable de las mayorías a los exterminadores de la Libertad.
¿Y a quiénes tiene enfrente ese bando?. Pues a un ínfimo porcentaje de personas cuyo ideal está aferrado a conseguir una sociedad Libre que les permita avanzar por el camino de una cada vez más avanzada Libertad individual.
Este enfrentamiento absolutamente desigual, en el que además, el bando de los muchísimos se dedica sin tregua, y aplicándose con todo su poder, a destruir implacablemente todo atisbo de libertad que percibe, ¿puede ser definido como una guerra?. Podrán decirme que los que disparan no constituyen más que una minoría social, (apoyada por casi todo el dinero del mundo, no lo olvidemos); pero aunque fueran menos el resultado sería el mismo, porque los demás se dedican a anotar gozosamente los enemigos derribados. No todo el pueblo alemán era nazi, dicen ahora algunos para sedarnos. Pero si no todos eran estrictamente nazis, lo que es muy cierto es que la inmensa mayoría de los alemanes habían renunciado de hecho a su libertad y se encontraba cómodamente instalada en la nueva situación. Nunca unos cuantos dominan a millones… si no están ayudados por el silencio cómplice y cobarde de los más.
Y en esta “guerra” estamos… perdiendo los buenos, no cabe duda. Digamos mejor que ya está perdida y sólo quedan, como resistencia residual, unos pocos francotiradores con muy pocas simpatías en el pueblo. Delenda est Carthago.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?