.comment-link {margin-left:.6em;}

Sunday, November 19, 2006

 

Reflexiones socio-religiosas

He continuado yendo regularmente a misa desde que iba a la de 10:30 de San Nicolás con mi abuelo Cándido. No sin algunas faltas, claro es; las cuales hace mucho, mucho, que dejé de incluir entre mis "pecados", por consideraciones de responsabilidad personal que no comentaré ahora.
Desde hace bastantes años he asistido muy esporádicamente a misas portuguesas, pero en lugares o fechas poco corrientes, por lo que no me atrevo aún a hacer comparaciones.
Pero en cambio sí he asistido a bastantes misas dominicales "ordinarias", (o sea, sin relevancia de lugar u ocasión), en Francia, Holanda y Gran Bretaña, (Inglaterra). En ciudades desde medianas y pequeñas (Angers, Leamingon, Maidenhead) hasta grandes, (Amsterdam). Y al irse simultaneando con mis asistencias en España, (siempre en Valencia de Alcántara o Plasencia, en los últimos años), sí creo que me permite sacar conclusiones de su comparación. Pretendo describir esos…

RASGOS DIFERENCIALES:

a) No tengo ni idea de qué porcentaje de población asiste a misa en los distintos lugares. Sí se observa que las misas "extranjeras" son BASTANTE MÁS CONCURRIDAS QUE LAS ESPAÑOLAS. (¿Menor oferta con relación al tamaño de población afectada?. Es posible. Esto, en principio me las hace más agradables.

b) El desolador aumento de la edad media de los asistentes a las misas españolas en los 20 últimos años, por ejemplo, no puedo compararlo con el que casi presupongo que también se habrá producido en las "extranjeras". No obstante, al observar que en estas últimas se ve a bastantes matrimonios jóvenes con sus niños; o menos jóvenes, acompañados de sus ya mocitos y mocitas, pronto se da uno cuenta de que "por ahí" los creyentes católicos "siguen" asistiendo a misa en familia; si no todos, una parte; (en España, rarísimo). Lo cual las hace también agradables y, desde luego, permite pensar que el tejido afectivo familiar
continúa siendo mucho más trabado "ahí fuera"; por lo menos entre los católicos practicantes. Me hace recordar la España antigua y pre-democrática. Y preguntarme "qué coños tienen que ver las gónadas para comer trigo". Paradójicamente, no parecen ser personas anticuadas o que vivan en una dictadura.
c) Otra cosa que responde a la diferente actitud de curas y fieles extranjeros e indígenas es el respeto de ambos estamentos por "las maneras" y los ritos. Las misas de los extranjeros son sin excepción más largas, (a menudo bastante más largas), cuando el ritual es el mismo que aquí. ¿Por qué?. Un botón para muestra: por mucha gente que comulgue, nunca parece que el cura reparta la comunión como el que está dando las cartas, sino la comunión de cada persona como si sólo diera ésa en toda la misa. Y frecuentemente bajo las dos especies.
Si a esto se unen los cánticos, que la gente sigue, lecturas más reposadas, momentos de meditación... se entiende que no sea rareza el que allí duren 45 y hasta más de 60 minutos.
d) Y luego, a la vista queda que la "salud y fortaleza física" de los extranjeros es mucho mejor que la de aquí, que por cierto ha descendido mucho en los últimos lustros. Véase: Todos los católicos sabemos que el motivo central de la misa es la renovación del misterio que llamábamos en Secundaria "Transustanciación". Más o menos doctamente, esto lo sabía toda la gente de mi edad, y mayores, que ha venido asistiendo a misa en los últimos 60 años. Y sabíamos que era por respeto-adoración a Dios realmente presente, por lo que nos poníamos de rodillas, (¡qué menos, Dios nuestro!, ¡qué menos!); y de rodillas permanecíamos durante todo lo que llaman el "canon" de la misa, (hasta después del Padrenuestro). Esto, salvo que uno tuviera impedimentos físicos, en cuyo caso, sentado y basta, claro es.
Bueno pues los extranjeros siguen con tales antiguallas; no como aquí, que, o Dios ha dejado ya de venir a nuestras misas, (lo cual es muy probable), o hay muchísimos incapitados para doblar la rodilla o creen estos frívolos besugos que Dios ha de tener en cuenta "que los tiempos ya son otros". Porque son las mismas personas, las mismitas, que iban a misa hace 40 años con un gran respeto. E incluso se ve esa actitud en típicos meapilas, y en monjas, más o menos "secularizadas" en sus atuendos, (no como las extranjeras, que siguen anticuadas). Toda esa gentuza, o es que ha dejado ya de creer en Dios y sigue con un rito vacío, (si es así, no sé por qué siguen), o es que se sienten ya tan amigos (o amigotes) de Él, que les parece impropio eso de adorarle, aunque sea con sólo las rodillas en el suelo.
Hace un año o dos, me contaba un salvaje de estos pueblos de aquí que les mandaron un cura todavía no muy mayor, que había estado por ahí bastantes años de misionero y había regresado por motivos de salud. Total, que el hombrito llegó al pueblo y el bárbaro este me contaba: "Y quiere que cuando alza la hostia nos agachemos como en otros tiempos. Pero por muy serio que se ha puesto, la gente no le hacemos caso. Y oye, si le vale así, bien. Y si no, ya sabe por donde vino." Y se fue a los pocos meses, claro. Porque decía que "eran muchas las cosas en que el hombre se empeñaba que teníamos que volver a lo de antes".
Ya digo, mi interlocutor es un botarate, pero quizá por eso mismo, es muy representativo de esta gentuza que nos rodea por doquier. Está en la misma linea de representatividad de las "ideas" del pueblo español que lo que decía "la tonta" de un lugar de cuyo nombre bien me acuerdo, (los niños, los borrachos y los tontos dicen la verdad). La recriminaba en público una vieja por practicar la "prostitución" (imaginad qué prostitución: sólo con los acogidos del asilo de ancianos); y la tonta, --pero no del todo--, muy ofendida iba rezongando en voz bien alta: "Ora, pos que se creerá la tía esta?, pos la democracia ha venío pa tós, no te jode ahora la vieja?".
Pues por ahí veo yo que anda lo de "no agacharse" en la misa... y lo de tantos y tantos detalles que reflejan la manera de verse ya "demócrata" nuestro populacho. "Linea Zapatero". Cuando uno lo compara con las actitudes "asentadas" y seguras de los pueblos extranjeros, de verdad que cuesta admitir que no haya obstáculos genéticos al medio, que todo sea "factor cultural". Y si sólo es factor cultural, ¿dónde, en qué y en qué momento, se empezó a marcar la sustancia de tantas diferencias?. No sé, no sé, no sé qué pensar...
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?