.comment-link {margin-left:.6em;}

Sunday, October 08, 2006

 

De qué está hechos los héroes

Maidenhead, 4 de septiembre de 2006

Lo hemos visto muchas veces en las películas. El bueno se enfrenta al malo, el malo dispara, le da en el brazo, pero aún con un brazo herido y sangrando, el bueno consigue reducir al malo. Cuando la pelea acaba, la chica acude preocupada, ve la sangre y grita horrorizada, pero el bueno la tranquiliza: “Es sólo un rasguño”.

Todo esto es muy de Hollywood, pero el caso es que hay personas que van así por la vida... y otras que hacen todo lo contrario. Creo que se trata fundamentalmente de una diferencia de actitud ante los demás. Hay quien prefiere que le consuelen, y hay quien decide valerse por sí mismo. Hay, incluso, y éstos son los héroes, los que ponen por encima el bienestar de los demás, y prefieren ocultar su propio disconfort con tal de que la otra persona no se preocupe. Es lo que se supone que le pasa al bueno de la película (aunque la escena de turno no suela resultar muy creíble).

Podría esperarse que estas diferencias de carácter fueran aprendidas. Y desde luego, estoy convencida de que sí son aspectos que uno puede cambiar de sí mismo. Con voluntad, uno puede intentar ser menos quejica, por ejemplo. Pero últimamente he observado que hay un componente innato. De la misma manera que hay personas violentas desde su más tierna infancia (tanto, que no parece ni que su infancia fuera tierna), veo que también hay personas capaces de tragarse las lágrimas para no preocupar a sus seres queridos, a tan sólo 3 años de edad.

¿Qué hay en esa cabeza para tener un nivel moral superior a muchos adultos? Y lo que me interesa más aún: ¿podría enseñarse algo así?. En la escuela (en las buenas escuelas) se enseñan valores morales, por supuesto. Pero sólo se enseña lo que uno debe hacer, no cómo conseguirlo. Si un niño de 3 años es capaz de caerse, hacerse un buen chichón y, aguantándose la llantina, decir “ya se me ha curado”, ¿no habría alguna manera de enseñar esa actitud a tantos y tantos adultos que viven como vampiros del ánimo ajeno?

Hay héroes alrededor. No salvan el mundo, ni consiguen vencer a cinco mafiosos con una sola mano mientras al mismo tiempo rescatan a un gatito a punto de caer de un árbol... Pero hay personas alrededor que conscientemente deciden no cargarte con sus propias preocupaciones, e incluso son capaces de escuchar tus quejas teniendo ellos las suyas propias, que quizás sean incluso más graves. Hay personas que te sonríen un lunes por la mañana, o te hacen un cumplido, o están lo suficientemente libres de complejos como para alabar tu trabajo. Y las vemos y nos parece que son personas normales – a lo mejor incluso nos creemos que es que su vida es más fácil. Y no. No tiene por qué. Lo más seguro es que sean héroes que están arreglando, a su manera, la pequeñita parte del mundo que les ha tocado.

Comments:
Como siempre : una sencilla y agradable descripción de la vida cotidiana . Me refiero a lo que dices sobre los vampiros del ánimo ajeno. Eefectivamente los hay, toda su vida lamentándose de lo que sea ¿ temen perder la felicidad o los bienes que tengan ?¡ Qué mas da ! Nos quedan los héroes y lecturas amenas como las que veo en tu bloc . Gracias.
 
MUY BUENO. SIGUE ESCRIBIENDO
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?