.comment-link {margin-left:.6em;}

Thursday, August 24, 2006

 

Hay que retomar las buenas costumbres

No estoy siendo muy constante en mantener la bitácora, y no es por falta de tiempo, sino por desorganización. Mejor dicho, porque se me han trastocado las costumbres. Pero lo intento, lo intento, lo intento.

También influye que me estoy desintoxicando de las noticias. Me estoy centrando en venir al trabajo, salir del trabajo, oir la radio, leer, y salir con los compas de vez en cuando.

Me gusta la biblioteca de aquí. Cada mes lo dedican a un autor en concreto, cuyos libros están más a la vista durante ese mes. Si te dedicas a sacar los libros del autor del mes, es como ir haciendo un sencillo curso de literatura... Por cierto, un libro muy recomendable: A Prayer for Owen Meany, de John Irving.

Por supuesto, aquí no se volvió a hablar de la amenaza terrorista, aun cuando han encontrado explosivos escondidos en un bosque muy cerca de aquí. Pero cuando le llega la hora de volar a Estados Unidos a uno de nuestros ingenieros, el pobre insiste en que no quiere volar con BA, sino con alguna compañía menos conocida que tenga menos riesgo de llevar alguna bomba. Todos somos muy políticamente correctos, pero quien más y quien menos quiere salvar el pellejo.

Friday, August 11, 2006

 

No comments

Nadie está comentando en la oficina el susto de ayer. Como si no hubiera pasado. A ver, tenemos aquí a un Mohamed y otros pocos que serán también pakistaníes, y me imagino que el tema es delicado. Pero ése es el problema. No debería serlo. Independientemente del origen del interlocutor, uno debería tener la certeza de que la otra persona va a estar en contra del terrorismo. Mientras nos quede la duda, el problema es de fondo. Mientras los musulmanes no muestren que ellos son los primeros en escandalizarse por las bombas, mientras ellos no den señas de formar parte de nuestro bando... la BBC no conseguirá convencer a la población que se trata de unos poquitos extremistas, de un caso aislado.

Viví algo parecido en la facultad. Estábamos un grupo comentando la última bomba de ETA. Llegó una compañera vasca, y todo el grupo se cayó y cambió enseguida de tema. Aquello no pasaba con otro compañero vasco. ¿Por qué? Porque el otro ya había mostrado su oposición tajante en algún otro momento. Pero mientras la vasca no se definiera (¿y por qué no se definía?), estaba bajo sospecha.

Y que nadie me venga diciendo que esto es tratar a toda la población musulmana como si fueran culpables. Es la única manera que tenemos de distinguir al enemigo. Lo único que sabemos es que son terroristas y musulmanes. Como los terroristas no se visten de uniforme, la única otra seña de identidad que nos queda es la religión. Por eso mismo la población musulmana debería ser la primera en poner orden entre sus filas.

Es como cuando a mí, por ser española, me cascan el sanbenito de que no voy a ser puntual. Me corresponde a mí demostrar que eso es falso, y me tengo que aguantar con que la gente que no me conoce asuma determinados defectos (o virtudes) sobre mí basándose en su experiencia previa y sus conocimientos generales de los españoles.

------------------------------------------------------------------------


En otro orden de cosas, y respecto a la entrada de ayer, lo he pensado mejor: para qué limitar la fuente de chocolate a una sola noche. Si hay alguna manera de tener yo, en mi casa, una fuente de chocolate todos los días, mejor que mejor.

Thursday, August 10, 2006

 

A quien corresponda :-D

Ayer estuve viendo un programa muy malo, muy malo, pero entretenido, sobre lo que se gastan los famosos en sus bodas. Viéndolo llegué a la conclusión de que no necesito ser millonaria para ser feliz: la mayoría de los gastos se les iban en excentricidades inútiles. Por ejemplo, yo no querría un vestido de novia que pese 25 kilos, o una tarta nupcial decorada con cristales de Swarozki. Pero hubo un par de detalles que sí me parecieron bien. Si hay por ahí algún pretendiente, que vaya tomando nota: la pedida de mano en el hotel Ritz de Nueva York, en una suite decorada con miles de rosas, a razón de 14.000 dólares la noche. Las rosas se pueden ahorrar, que lo mismo me dan alergia. Y para el banquete de boda, en lugar de una tarta nupcial... una fuente de chocolate líquido!!! Como diría Homer: “Hmmm.... cho-co-la-te....”

Friday, August 04, 2006

 

Who is John Galt?

La excelencia nunca es bien recibida. ¿Acaso la mediocridad la considera un insulto? Más bien es un espejo que no la favorece. Destruyamos el espejo.

Wednesday, August 02, 2006

 

Similitudes

Parece que hay un límite a la cantidad de formas en que se puede trabajar o resolver un problema. Vengo a una nueva empresa, pero los escollos son exactamente los mismos. En cierto modo, es tranquilizador: no es que en mi antigua empresa fuéramos tontos y no supiéramos resolver algo obvio. Después de tener la sensación durante años de que nuestros competidores debían de estar haciendo milagros o tener soluciones mágicas… resulta que tropiezan y renquean y luchan en las mismas cosas.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?