.comment-link {margin-left:.6em;}

Thursday, October 06, 2005

 

Todos con Soraya!

Para cuando se publique este artículo a lo mejor ya se ha acabado el programa Operación Triunfo; quién sabe, a lo mejor incluso nuestra convecina ha sido la ganadora y ya anda vendiendo discos a diestro y siniestro. A día de hoy, las cosas todavía no están tan claras, y quien medianamente puede, sigue la retransmisión religiosamente todos los jueves, cruzando los dedos y preguntándose cómo acabarán las cosas.

En estas vicisitudes, los humanos tenemos una gran tendencia a la tribu. Y si a alguien del pueblo le va bien, inmediatamente uno siente que parte del éxito también recae en sí mismo. De igual forma, cuando un vecino acaba en las noticias por alguna mala razón, la reacción primera es indagar en su genealogía para ver qué “extranjero” pudo ser el causante original. Acaso no se ha llegado a oir lo de “Es que no son de aquí”?

En fin, para el caso que nos ocupa, yo me apunto con todas mis ganas al gregarismo: yo también estoy con Soraya! Es más, puede argumentarse que lo mío tiene más mérito, porque Tele 5 no transmite fuera de España, así es que tengo que seguir todo el asunto a distancia, a través de Internet y por lo que me van contando. No es que sus dotes de canto vayan a mejorar mi vida de alguna forma. Pero sí demuestra que el proceder de un pueblo de Extremadura, al lado del Alentejo (ambas regiones de las más pobres de Europa) no impide llegar lejos... si uno se lo propone. No vale quejarse al político de turno, o esperar a que la suerte llame a tu puerta. Hay que trabajárselo día a día. Incluso una vida tan llena de glamour como pueda parecer la de Soraya en estos instantes, ha requerido estudiar idiomas, teatro, moldear el carácter (sonreir cuando uno no tiene ganas... acaso no es eso esfuerzo?) – y actualmente, está implicando un gran sacrificio sin garantía de que produzca dividendos. Digamos que lo que Soraya está demostrando es un gran espíritu empresarial: invertir tiempo y energía, y confiar en que dé buenos resultados. Lo mejor de todo es que normalmente los da. Todo lo que está aprendiendo Soraya no caerá en saco roto, de eso estoy segura.

Y hay más Sorayas en Extremadura. En el mundo de la música, sí, y también en la literatura, la pintura, el deporte (a Valencia de Alcántara le sobran deportistas de categoría internacional!)... Me imagino que también en la industria, en la investigación y en la agricultura, aunque sus nombres no lleguen a la letra impresa. Ahora mismo se están formando jóvenes en distintas áreas del conocimiento, y será su esfuerzo personal el que les lleve a triunfar – con fama o sin ella. En ese sentido, el ejemplo de Soraya nos puede inspirar a todos.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?