.comment-link {margin-left:.6em;}

Saturday, September 03, 2005

 

Ik studeer Nederlands

Ouderkerk a/d Amstel, 24 de enero de 2000
Siendo yo traductora, no puedo por menos que dedicar un artículo a este maravilloso idioma que es el neerlandés. A caballo entre el alemán y el inglés antiguo, resulta lo suficientemente complicado como para dificultar la vida de los extranjeros que aquí llegamos. Comencemos por la pronunciación:
En general, el holandés se lee tal y como se escribe. Es decir, una vez que se conocen las reglas de pronunciación, se puede leer en alto todo el periódico a la perfección, aunque no se comprenda ni una sola palabra. Aparte de las vocales largas y cortas y los diptongos, hay otro par de obstáculos. El primero: la ge. Aparezca donde aparezca, siempre se pronuncia como una jota. Teniendo en cuenta que algunas palabras son de ámbito internacional, como "giga" o "gratis", y surge incluso en algunos nombres propios como "Gabriel", llega uno a Holanda y se encuentra con "jija", "jratis" y el árcangel San "Jabriel". Por cierto, san o santo es "heilige". Ahora bien, la hache se pronuncia a la extremeña, y créanme, mezclar haches con jotas en la proporción en que se hace en holandés tiene mucho, mucho mérito.
Superada la ge, llega la uve, que no suena a uve sino a efe. Es la uve doble la que suena a uve... Y lo peor de todo, la letra de todas las letras: la "ij". Estas dos letrillas inocentes, que en cualquier otro idioma pueden aparecer juntas pero no revueltas, en holandés se han convertido en pareja estable y son consideradas una sola. ¿Y cómo se pronuncia? Pues depende. Cada vez suena de una manera, según quién la diga, pero todos te asegurarán que la suya es la única correcta. Básicamente, es algo así entre "ei", "ai" y "ein".
La pronunciación es muy importante, no sólo para que te entiendan, sino también porque ayuda a reconocer palabras escritas de aspecto inclasificable pero sencillas en el fondo. Es el caso de fútbol, que dicho por un nativo suena igual que en español, pero por escrito despista: voetball. Sabiendo inglés, conociendo la pronunciación y echándole mucha imaginación, se puede deducir el significado de algunas palabras. Por desgracia, hay otras muchas que vienen del alemán (suerte de aquéllos que hablan la lengua de Goethe) y otras cuantas son aparentemente huérfanas y obligan a usar la memoria, sin más aderezos.
De la gramática seguro que hay mucho que decir, pero como todavía no he intimado con ella, me quedan muchas sorpresas por descubrir. De momento, baste decir que el orden de la frase cambia para seguir el ejemplo alemán, de manera que en los verbos compuestos el participio queda desterrado al final ("yo he mucho holandés estudiado") y el verbo principal sube a segunda posición cuando la frase se inicia con un complemento ("ayer has tú manzanas comprado"). Típica del holandés es la costumbre de omitir el verbo de acción en presencia de un verbo modal ("yo debo a casa"), que agiliza la frase aunque deje amplio lugar a la imaginación.
Después de estas explicaciones, quizá no sorprenda tanto el hecho de que la inmensa mayoría de holandeses sabe hablar inglés perfectamente. Hay que agradecerles su comprensión hacia todos los que no conocemos su trabalenguas... digo su idioma.

Comments:
Pues lo de las letras de todas las letras, me ha hecho reir, no es para menos y con lo antipáticas que son las clases de lengua, pues ésta se sigue con la sonrisa en los labios .
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?