.comment-link {margin-left:.6em;}

Sunday, August 28, 2005

 

Paisaje urbano

Ya llega la Navidad otra vez. Es la tercera que la veo llegar en Amsterdam. Todavía no me he acostumbrado a esto de que el sol se ponga a las cuatro y media. Pero ver la ciudad iluminada con miles de bombillitas, compensa. Estoy sentada ahora mismo enfrente de la casa de Rembrandt. Como es costumbre, el perfil de la casa está señalado a base de luces. Esa casa está aislada, como un cabo que entra en el canal, así que el efecto es limitado. Pero cualquiera que llegue por primera vez a Amsterdam en tren se quedará con la boca abierta. En la zona de la Estación Central, la práctica totalidad de las casas está perfilada con luz amarilla. Y muchos árboles también tienen sus ramas iluminadas. Creo que ya lo he comentado otra vez, pero es que no me canso de mirar esos árboles de luz.
En fin, volviendo a las casas, la edificación típica de Amsterdam es estrecha, está junto a un canal, tiene grandes ventanas que ocupan casi todo el frente, una viga que sobresale en el ático, y una elaborada fachada que esconde el tejado. La viga se utiliza desde hace siglos, y hoy en día, para las mudanzas. Antiguamente los impuestos se pagaban en función del ancho de las casas. Por eso las construían lo más estrechas posible, de tal forma que no cabían (ni caben) los muebles por la escalera. ¿Solución? La viga central superior sobresale un poco y sirve para colgar una polea.
Estas casas típicas datan del siglo XVIII y tienen un nombre especial. Se llaman grachtenpanden, literalmente “casas de los canales”. Y las bonitas fachadas que las decoran también tienen nombre propio. Las más simples son gevel y tienen forma de podio. Otras son trapgevel (de escalera) y tienen su perfil en forma precisamente de eso: una escalera que sube y luego baja. Y mis favoritas se llaman klokgevel (de campana), que imitan el perfil de una campana de iglesia.Todo amsterdanés sueña con poseer una casa frente a un canal. En la práctica, los únicos que pueden permitírselo son los ricos o muy ricos. Sin embargo, esas casas son bastante antiguas como he dicho, y aún suponiendo que puedas llegar a comprar (o incluso alquilar) una, y luego te quede dinero para ponerla en condiciones y habitable, quedará un problema que no podrás resolver: ¡los ratones!.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?