.comment-link {margin-left:.6em;}

Tuesday, August 16, 2005

 

Aniversario

Hace hoy justamente 6 años, a estas horas más o menos, me encontraba de camino a Lisboa para coger un avión. Llevaba un montón de maletas, porque iba a pasar seis meses trabajando en una empresa en Holanda. Había un gran atasco al llegar a Lisboa, y al final tuve el tiempo justo para echar a correr, facturar y embarcar.
Llegué a Holanda de noche, y con nublado. Cruzamos la capa de nubes y por debajo de nosotros aparecieron las luces de los invernaderos. Después de recoger todo el equipaje en aquel aeropuerto inmenso, busqué un taxi y le di un papelito con la dirección de la casa donde me iba a alojar. Resultó que el taxista vivía en aquel mismo pueblo, en Ouderker a/d Amstel, y estuvo charlando muy amistosamente, aunque mi cabeza no estaba para ello. Llegamos a la casa, y era grande y espaciosa, tipo "chalet endosado", pero en mejor. Allí me estaba esperando Marlies, la secretaria, que también vivía en aquel pueblo. Me dio las llaves de mi habitación y de la casa, me presentó a mis compañeros de alojamiento, y se fue. Así conocí a Marek (aunque tardé tiempo en entender su nombre) y a Cécile, y a un alemán cuyo nombre ya no recuerdo. Esto era un domingo por la noche. Me indicaron que la mejor manera de ir al trabajo era en bici, y que había una bici a mi disposición. Así es que quedamos en que al día siguiente iría con ellos, para aprender el camino, todos en bici, por supuesto.
Al día siguiente me encontré con una bici tamaño holandés y tipo holandés. O sea, grande, vieja, oxidada, de color pardo impreciso, y con el sistema de freno en los pedales. De alguna manera sobreviví al primer trayecto, y también al viaje de vuelta. Y así pasó mi primer día en Holanda.

Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?