.comment-link {margin-left:.6em;}

Wednesday, February 09, 2005

 

Rey de la misinería

«Misinito, Misinito,

rey de la misinería,

el día que tú naciste

grandes señales había.

Estaba la mar en calma,

la luna estaba crecida;

misi que en tal signo nace,

no debe tener barriga.»

Allí respondiera Misino,

bien oiréis lo que decía:

«No la tendré, buen señor,

aunque pollo me darías,

porque soy hijo de un gato

y una gatita muy linda;

siendo yo tierno y pequeño

mi madre me lo decía:

que barriga yo no echase,

que era grande villanía:

por tanto reténgase, humano,

de darme volatinería.

«Yo te agradezco, Misino,

aquesta tu cortesía.

¿Qué gamusinos son éstos,

que parece que comías?»

«Insectos son en verdad,

aunque otra cosa parecían;

son insectos invisibles,

que atrapo en mis cacerías.

Por las noches los acecho

y descanso por el día

y el día que no descanso

por la noche me dormía.

Estos otros, en cambio,

gamusinos son, que no digan;

se esconden entre las plantas,

bien valen la cacería.»

Allí habló el limpio Juan,

bien oiréis lo que decía:

«Si tú quisieras, Misino,

a España te mandaría;

con mis suegros extremeños

a gozar las solanías.»

«Holandés soy, limpio Juan,

y ya tengo compañía;

la humana que a mí me tiene

muy grande bien me quería.»



Comments: Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?